martes, 9 de febrero de 2016

Reseña: El guante de cobre (Magisterium #2) - Holly Black & Cassandra Clare

Título original: The Copper Gauntlet
Título en castellano: El guante de cobre
Saga: 2/5
Autor: Holly Black y Cassandra Clare
Editorial: Destino
Páginas: 256
De vuelta a la escuela Magisterium tras las vacaciones los problemas de Callum se intensifican. El Alkahest, un guante de cobre, es capaz de quitar sus poderes a los magos, ha sido robado. Y en la búsqueda del culpable, Call y sus amigos, Aaron y Tamara, llaman la atención de unos enemigos muy peligrosos y se acercan a una verdad aún peor.




¡Cuidado, contiene spoilers del libro anterior!

¡Hola, hola!

¡Por fin os traigo la reseña de la segunda parte de Magisterium! Cassandra Clare es una autora que me gusta mucho después de haber leído los libros de Cazadores de sombras y Cazadores de sombras: los orígenes, así que cuando salió el primer libro de Magisterium, estaba muy emocionara que se atreviera a escribir fuera de su zona de confort. Yo no había leído Holly Black hasta el momento, pero esperaba que no me decepcionara nada porque había escuchado muy buenas opiniones sobre sus libros anteriormente. Finalmente, La prueba de hierro, la primera parte de Magisterium, me encantó a más no poder y me quedé con muchas ganas de seguir leyendo esta saga.

A pesar de haberme gustado muchísimo La prueba de hierro, lo cierto es que la segunda parte me aterrorizaba. Había leído opiniones muy diversas en inglés sobre El guante de cobre: algunos que les encantaba y otros que no les había gustado demasiado. Aunque eran críticas totalmente opuestas, todas ellas tenían algo en común: esta segunda parte no superaba el anterior. Ciertamente, también fue de esa forma para mí.

Callum Hunt vuelve al segundo año del Magisterium, en el curso de cobre. Sin embargo, desde que que se enteró que en su cuerpo lleva el alma de Constantine (o eso es lo que el maestro Rufus dijo), un mago tenebroso que mató a miles de personas, su terror por convertirse en el ser oscuro aumenta desmedidamente. Con ayuda de sus amigos y compañeros, Tamara y Aaron, Callum tratará de luchar contra el lado contrario y contra él mismo para no convertirse en lo que todos creen que llegará a ser.

Lo que más me gusta de Magisterium es que las autoras muestran los personajes de una forma cómica y que, conforme vas leyendo, es imposible no cogerle un gran cariño a los protagonistas. En la reseña del año pasado, ya dije que Call me parecía un personaje increíble, con una personalidad carismática y graciosa con la que no paras de reír. En esta segunda parte, el personaje se mantiene en la misma línea pero de una forma mucho más madura que en la primera. Sin embargo, aún sigue siendo el niño que siempre conocimos, inseguro de sí mismo y de las personas que le rodean, exceptuando a sus dos amigos. A su vez, Aaron es un personaje que no ha cambiado nada, pero que sí que se ha vuelto mucho más responsable como su amiga Tamara. Él siempre trata de poner a sus mejores amigos por encima de todo, aunque en algunas ocasiones me ha decepcionado en alguno de sus comentarios. Y por último, pero no menos importante, Tamara. Ella siempre ha sido la más responsable de los tres chicos y la que más conocimiento tiene siempre en la parte teórica. Tampoco es que haya cambiado demasiado, pero sí que ha madurado bastante. No obstante, ella es la persona que es más similar a uno de Harry Potter, Hermione, puesto que veo que Tamara evoluciona de la misma forma que ella.

Tengo que hacer un llamamiento a lo increíble que me parecen estos tres personajes juntos. Callum, Tamara y Aaron son unos protagonistas maravillosos y me encantan la relación que tienen uno con otro. ¡Los tres juntos son la armonía perfecta!

Siempre he comparado Magisterium a la famosa saga también de magia Harry Potter, puesto que es una saga que ha homenajeado a los famosos libros de J.K. Rowling. No obstante, en esta segunda parte he podido ver una disgregación entre los libros de uno y de otro. Este aspecto me gusta mucho más, puesto que Magisterium, finalmente, está tomando forma propia.

La trama, sin embargo, aunque me ha enganchado lo suficiente como para terminar el libro en dos días, no me ha parecido que esté al mismo nivel que el primero. Aunque he podido observar más madurez de los personajes, la trama me ha parecido un poco más lenta y el final me ha sorprendido mucho menos. El guante de cobre es una transición del primer al tercer libro, por lo que espero que sorprenda mucho más en su tercera parte. La trama principal, a su vez, se desarrolla poco a poco a lo largo de los libros y tengo muchas ganas de ver cómo puede terminar. Lo que más me ha sorprendido es que también vayan creciendo, como en la sagas tan conocidas como Harry Potter o Percy Jackson y ese aspecto debo decir que me ha encantado.

Cassandra Clare y Holly Black nos vuelven a presentar el segundo libro de una saga recomendadísima  para aquellas personas que busquen una narrativa sencilla, una lectura ligera y una fácil comprensión lectora. A su vez, a cada inicio de cada capítulo, como en su primera parte, se muestran unas pequeñas ilustraciones en las que aparece una pequeña escena de ese mismo capítulo con alguno de los personajes que ayudan al lector a hacerse una idea del aspecto de las criaturas o de los personajes.
En conclusión, El guante de cobre es una segunda parte con unos personajes mucho más evolucionados que en su precuela, pero con una trama un poco más lenta. Aunque sí que me ha gustado, me ha faltado el factor sorpresa que se encontraba en La prueba de hierro. No obstante, tengo muchísimas ganas de seguir leyendo la saga porque siempre es un placer leer las aventuras de Callum, Tamara y Aaron.

2. El guante de cobre
3. The Bronze Key
4. Untitled
5. Untitled

¿Y tú? ¿Lo has leído o tienes ganas de hacerlo?
¡Gracias por leer!

10 comentarios:

  1. ¡HOLA!

    Tengo pendiente la primera parte de esta saga pero no he podido comprarla, aunque le tengo muchisimas ganas ;D

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Tengo muchas, muchas, muchísimas ganas de leerlos y tu reseña me ha recordado que no sé porqué no los he empezado aún :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola^^
    No he leído aún la primera parte y no me planteo hacerlo pues no me llama mucho la atención por lo que descarto leer este.
    Me alegro de que, en general, lo hayas disfrutado :3
    un beso!

    ResponderEliminar
  4. No leí el anterior pero tampoco me termina de llamar. Un besote :)

    ResponderEliminar
  5. He pasado por encima por la reseña porque no he leído el libro anterior y es posible que algún día me ponga con esta saga, cuando termine algunas de las que tengo empezadas =)
    Un besote guapa^^

    ResponderEliminar
  6. Después de haber disfrutado mucho con la trilogía "Los Orígenes" y también con la saga principal (aunque menos), tengo claro que quiero leer todo lo que publique esta autora. Estos todavía no los he leído, pero ya caerán.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Aun tengo el primero sin leer, que ganas!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola guapa! Me ha pasado exactamente igual que a ti con este libro. El primero me encantó y tenía mucha ilusión por el segundo, pero no ha sido tanto como La Prueba de Hierro, Es más corto también, pero la primera parte se pasa desapercibida, nada interesante. Y luego retoma el ritmo, que eso es lo que realmente me ha gustado. Es más flojo este libro pero es cierto que los personajes evolucionan un montón.

    A ver qué nos depara en el siguiente libro. ¡Un besote! <3

    ResponderEliminar
  9. Hola, no conocía la novela pero tiene muy buena pinta por lo que anotado que está ya.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Este libro no me llama la atención pero me alegro de que te haya gustado :D
    Un beso!

    ResponderEliminar

¿Me vas a dejar un comentario? ¿En serio? *-* ¡Pues muchísimas gracias :3! Recuerda que puedes decirme tu opinión sobre lo que digo sin críticas ni insultos. Por favor, no dejes spam a no ser que esté acompañado de un comentario de la entrada.. Espero que continúes visitándome y comentando en el blog. ¡Muchos besos!